La empresa com ámbito de promoción de la igualdad entre mujeres y hombres
25 marzo 2019
25 marzo 2019,
 0

Los últimos años han supuesto un salto cualitativo y cuantitativo en el desarrollo de los derechos de la mujer. Desde la participación política hasta la presencia social, pasando por el mercado de trabajo, la mujer ha ganado protagonismo en el mundo actual, y el motor de esos cambios ha sido el conjunto de transformaciones que se han venido produciendo en el mercado laboral a lo largo de los últimos años.

La mujer como protagonista de los cambios

En lo que llevamos de siglo, la mujer ha incrementado su presencia en el mercado laboral en torno a diez puntos porcentuales situando en un 55% la tasa de actividad femenina en Europa y EE UU. Las políticas inclusivas en materia educativa y las estrategias de conciliación han sido las impulsoras de una mayor presencia de la mujer en el mercado de trabajo.

Pero todavía queda mucho camino por recorrer. Creemos que la mujer debe participar en las mismas condiciones que los hombres en el trabajo y, para eso, todavía es necesario que se impulsen más transformaciones.

Para facilitar la participación femenina en las empresas debemos apostar por políticas inclusivas. Por eso apostamos por poner en práctica políticas inclusivas. en materia de selección de recursos humanos apoyamos la redacción de currículums neutros, que valoren la capacidad de los aspirantes a la hora de ocupar un puesto de trabajo sin que el elemento de género sea determinante.

Pero la igualdad no debe estar solo presente en el ámbito de la selección de personal, sino también en el día a día de la empresa. Por eso creemos que la mujer debe ser la protagonista de este proceso.

Para ello, es necesario que las jornadas de trabajo sean flexibles. Apostar por la conciliación laboral facilita no solo la liberación de la mujer, sino la corresponsabilidad entre hombres y mujeres en materia de conciliación. Para ello nos comprometemos a impulsar las transformaciones que, recientemente, se han producido en la materia, acercando la duración del permiso de paternidad al permiso de maternidad de manera sucesiva.

La empresa como catalizadora de estos cambios

La empresa, como lugar de desarrollo de la actividad laboral, debe ser el centro de impulso de estos cambios. En este sentido, las empresas desarrollamos Planes de Igualdad para organizar las actuaciones que, en materia de género, pretendemos desplegar. La reciente modificación en esta materia, que ha ampliado el ámbito de aplicación de estos planes, ha facilitado que un mayor número de empresas se adhiera a este tipo de políticas.

La elaboración y aplicación de estos Planes de Igualdad supone la implementación de un plan de acción transversal. Porque, para nosotros, los Planes de Igualdad son una actuación que busca garantizar el bienestar de los trabajadores en todos los aspectos que intervengan en el desarrollo de las relaciones de trabajo.

Tu presencia como mujer en la empresa debe ser plena. Por eso, en nuestros planes consideramos que la mujer debe ocupar un lugar relevante, no solo en el total de la plantilla sino en todas y cada una de las tareas de la empresa. Porque no creemos que existan trabajos “de mujeres” y “trabajos de hombres”, defendemos que la participación de las mujeres en la empresa debe alcanzar a todas las facetas de la vida empresarial.

El papel de la mujer en la función directiva

Y es que una de las funciones más representativas de esta tendencia evolutiva en favor de la igualdad de la mujer es la función directiva, donde, tradicionalmente, y aún hoy en día, hay una presencia más baja de mujeres es en los puestos directivos (que en la actualidad es de entre un 10 y un 20 por ciento). Es por eso que estos Planes de Igualdad contemplan de una forma preponderante el papel de la mujer en este ámbito de la empresa.

Nosotros abogamos por una paridad efectiva e integral. Queremos que tú, mujer, tengas una presencia destacada en los órganos de dirección de la empresa y para ello promovemos que nuestros procesos de selección de personal directivo ensalcen las actitudes positivas hacia la igualdad de género. También queremos que la participación de la mujer sea total, no solo en los órganos de dirección, sino también en los órganos de selección de personal directivo.

La igualdad fundamentada en el respeto mutuo

Uno de los pilares para alcanzar la igualdad real entre sexos es el respeto mutuo en la convivencia laboral. Nuestros Planes de Igualdad contemplan políticas de prevención en materia de abusos sexuales y conductas de acoso. Consideramos que una convivencia basada en el entendimiento recíproco es esencial para garantizar la productividad de la empresa.

En conclusión, somos conscientes de la importancia de la mujer en los cambios sociales y en el mercado de trabajo. Por eso queremos participar en el proceso de transformación social que estamos viviendo y que la mujer sea la protagonista.

Comments are closed.