7 noviembre 2017
7 noviembre 2017,
 0

 Al conocer una gran variedad de tipos de alergia, en el día de hoy destacamos las alergias alimentarias y entre estas, las más extrañas.

Algunas de las alergias más comunes encontradas en nuestra sociedad tienen como origen múltiples factores tales como la genética, el ambiente o simplemente nuestra psicología. Según la combinación de estos factores la alergia podría ser más o menos intensa y se determina ante una reacción bastante fuerte.

Diagnosticar una alergia no es tarea fácil. Para poder observar que se tiene se deberá prestar atención a los síntomas después de ingerir el alimento. Sin embargo, esta labor es un tanto complicada pues algunos alimentos se digieren más lento que otros y podrían interponerse entre comida y comida dificultando el proceso de identificación.

Síndrome látex fruta.

Se trata de la alergia al látex con la misma función que un alérgeno aéreo. Significa que puede crear síntomas sólo por inhalación sin necesidad de haber contacto. Este tipo de alérgeno puede causar asma, dificultad al respirar, dermatitis (sólo al contacto) o shock anafiláctico en los casos más intensos.

Lo extraño de este caso es que las personas alérgicas al látex pueden también presentar rechazo ante algunos alimentos como las frutas o las verduras.

Alergia al níquel.

Es un metal encontrado en muchos de nuestros alimentos tales como los frutos del mar, los frutos secos, la cebolla, los cítricos, la lechuga, el café, entre otros. Por ello debemos consultara un especialista en el caso de padecer este tipo de alergia. Además, tened cuidado con la ropa para evitar cualquier dermatitis o eczemas.

Reacción a los sulfitos.

Los sulfitos son compuestos químicos derivados del azufre utilizados como conservantes para alimentos como el marisco, carnes, embutidos o verduras envasadas. Los síntomas relacionados con esta alergia suelen ser digestivos como por ejemplo diarreas, dolores abdominales o digestiones fuertes.

 

 

 

 

 

Comments are closed.