12 agosto 2019
12 agosto 2019,
 0

La manipulación de alimentos es una gran responsabilidad para todos aquellos trabajadores que se encuentren en contacto directo con alimentos. La forma de trabajar de los manipuladores de alimentos influye directa e indirectamente en la salud de la población.

Cada vez más cerca de la vuelta al colegio, es interesante hablar sobre la correcta manipulación de alimentos de los trabajadores en comedores escolares. Las buenas prácticas de manipulación de alimentos en este tipo de establecimientos, debe de estar muy presente, teniendo siempre en cuenta todas aquellas medidas que hay que establecer para que la manipulación se realice de forma correcta y segura, evitando la contaminación de los alimentos.

¿Por qué actualmente, se encuentran en auge los comedores escolares?

La conciliación de vida laboral y familiar se está convirtiendo en una dificultad cada vez mayor. Comer en familia no siempre es posible y es por ello, que los padres y madres deciden apuntar a sus hijos a comedores escolares que además de ofrecer comida de calidad, puedan enseñar buenos hábitos de alimentación, autonomía y socialización.

Los comedores escolares ofrecen un servicio muy sencillo, pero a su vez, importante: alimentación para niños de forma saludable. La preparación de menús variados y equilibrados que estén supervisados por expertos en nutrición puede prevenir problemas de salud como la obesidad. Para que todo funcione correctamente, hay que tener en cuenta que tanto los trabajadores de comedores escolares como las empresas de cátering que proporcionen los alimentos, deben haber cursado la correcta formación sobre manipulación de alimentos para evitar principalmente la contaminación de éstos.

¿Qué hay que tener en cuenta para la correcta manipulación de alimentos en comedores escolares?

Los trabajadores que se encuentran en la cocina de comedores escolares y los monitores de comedor escolar deben siempre tener en cuenta una serie de consejos que podrán prevenir que los más pequeños se contagien

  • Lavarse siempre las manos con jabón es el paso principal para evitar la contaminación de los alimentos ya que es el principal instrumento de trabajo de un manipulador. Las personas que trabajan en la cocina y los monitores de comedor deberán frotar las manos y uñas hasta que queden totalmente limpias. Para evitar acumulación de microorganismos, será imprescindible secarse las manos con papel desechable, eliminando por completo cualquier toalla de tela.
  • El lavado de manos será frecuente y será obligatorio: antes de iniciar la jornada laboral, después de ir al servicio, cuando fuera necesario tocar objetos con suciedad (dinero, llaves…), después de realizar actividades ajenas al trabajo con alimentos (poner platos, ordenar el comedor…), después de fumar, comer, toser o tocar heridas y al volver al puesto de trabajo tras una ausencia.
  • En el caso de estar enfermo (resfriados, virus u otra enfermedad transmitida por algún alimento), es recomendable evitar trabajar en el comedor escolar para así estar seguros de que la enfermedad no va a ser transmitida a ningún niño o niña y evitar la contaminación de los alimentos.
  • En el caso de usar guantes, asegurarse que están limpios y sin roturas.
  • Usar ropa de trabajo exclusiva para trabajar en la manipulación de alimentos en comedores escolares. Debe estar siempre limpia y cuidada. También será imprescindible utilizar un gorro o redecilla que recoja el pelo y lo proteja.

¿La recepción y el almacenaje de los alimentos influye a la manipulación de alimentos en comedores escolares?

La recepción y el almacenaje de los alimentos también es muy importante en los comedores escolares.

Cuando se reciben los alimentos, se debe comprobar que éstos vienen en perfecto estado.

  • La recepción de productos refrigerados debe hacerse rápidamente, para no romper la cadena de frio.
  • Todos los productos deben tener unas características adecuadas. Carnes, pescados, frutas y verduras son algunos de los productos a los que es necesario prestar especial atención ya que su fase de descomposición es mucho más acelerada.
  • Todos los productos que se vayan a almacenar en el almacén del comedor escolar deben tener un etiquetado correcto. No se deben aceptar productos sin etiquetar.

Para el correcto almacenaje hay que tener en cuenta:

  • Todos los alimentos deben de ser almacenados y conservados de forma correcta en recipientes refrigerados y totalmente sellados, evitando así la contaminación del alimento y la aparición de microorganismos.
  • No se deben almacenar alimentos sin etiquetado, con embalajes sucios o en mal estado.
  • No es correcto almacenar alimentos crudos con alimentos cocinados, ya que puede existir riesgo de contaminación cruzada.
  • Respetar las fechas de caducidad o consumo preferente es fundamental, para evitar que los niños y niñas consuman productos caducados.
  • Los frigoríficos donde se almacenan los alimentos no deben de estar muy sobrecargados y hay que tener muy en cuenta la correcta rotación de productos (lo primero que entra es lo primero que sale)

Conclusión

Todos los consejos anteriores son fundamentales para la correcta manipulación de alimentos en comedores escolares. La cocina debe estar totalmente limpia, pero también las instalaciones del comedor escolar. La formación adecuada y el certificado relacionado con manipulación de alimentos es fundamental para todos los empleados que, de forma directa o indirecta, están en contacto con los alimentos.

Conseguir un servicio de calidad no es complicado siempre y cuando se tengan los conocimientos suficientes para realizar el trabajo de forma adecuada.

Comments are closed.