21 septiembre 2017
21 septiembre 2017,
 0

Desde antaño se viene propagando un dicho común referido al vino tinto. Y es que tomar una copita de vino tinto durante las comidas ha sido una costumbre mundial debido a sus beneficios para nuestro organismo.

Beneficios del vino.

A continuación, mostraremos ocho motivos que te convencerán para tomar vino durante la comida (siempre moderadamente ;))

  1. Ayuda al control de peso: El vino tinto va acompañado de un gen que evita la creación de nuevas células de grasa. Además, también ayuda a purificar las células de grasa y eliminarlas poco a poco.
  2. Reduce el riesgo de cáncer: Por muy increíble que parezca, el vino tinto posee antioxidantes que provocan el bloqueo de la proliferación de células causantes del cáncer de pulmón y mama.
  3. Cuida las arterias:  Tomar vino tinto puede reducir las obstrucciones en las arterias, así como el endurecimiento en las mismas gracias a los antioxidantes que posee. Esto, mantiene el flujo sanguíneo constante, mejora el ritmo sanguíneo y evita los coágulos que se forman por la falta de ejercicio. No obstante, no por ello debemos llevar una vida sin actividad física. Se deben compaginar ambas cosas y obtener resultados más notables y gratificantes.
  4. Evita el cansancio: Como ya sabemos el vino se saca de la uva y su piel. Esta última contiene una sustancia llamada revestarol que nos ayuda a combatir la fatiga y el cansancio. En moderadas dosis puede actuar como una bebida energética facilitando la digestión entre otras cosas.
  5. Aumenta tus endorfinas: Si tomas vino con su comida correspondiente podrías aumentar tus endorfinas y conseguir un mejor humor al día siguiente incluso si debes acudir a un evento importante que te causa estrés, con el vino irás más relajado y tolerarás la situación de una mejor manera.
  6. Reduce las infecciones urinarias: El vino tinto evita que las bacterias se adhieran a tus riñones y vejiga y por tanto evitando las infecciones urinarias gracias a sus propiedades antioxidantes y astringentes.

Con esto no queremos decir que excedas tu consumo de vino tinto. Lo recomendable por los expertos es una copa de vino a la semana y, si eres de costumbres y notas que te falta algo en la comida, una diaria (pequeñas cantidades).  Al mismo tiempo, te animamos a que bebas si no es habitual en ti o si no te gusta el vino. Hoy en día existen diversos tipos de vinos para satisfacer cualquier tipo de paladar. Así, podrás comprobar por ti mismo las propiedades de esta maravillosa bebida.

Comments are closed.