26 febrero 2018
26 febrero 2018,
 0

Según una encuesta conjunta de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación, Agrícolas, Hoteles, Restaurantes, Tabacos y Afines (UITA), el 71,5% de las camareras españolas se ven obligadas a Tomar medicamentos para poder hacer su trabajo.

La encuesta encontró que el 100% de las camareras sufren o han sufrido dolor dorsal y lumbar, el 80% de dolor en los antebrazos, las muñecas y las manos, el 47% de dolor en las caderas, las nalgas y los muslos, el 67% Del dolor de la pierna y del pie.

La encuesta realizada por las asociaciones sindicales también proporciona evidencia adicional de los efectos adversos del trabajo precario y la presión para trabajar cada vez más rápido, ya que las mujeres reportaron problemas de salud mental además de estos síntomas físicos.

Esta combinación de problemas de salud física y mental explica por qué el 71,5% de las camareras se ven obligadas a medicarse para superar un día de trabajo.

La Confederación Sindical de Comisiones Obreras ha instado a las empresas a cumplir con carácter urgente sus obligaciones legales reduciendo al mínimo los riesgos laborales e instó al Gobierno español a que adopte medidas para que estos problemas sean reconocidos como enfermedades profesionales y que este grupo De los trabajadores es elegible para la jubilación anticipada.

Comments are closed.